1 EVANGELIZAR EN LA EDUCACIÓN

Nuestra identidad claretiana

Enviados por la Iglesia.

Familia Claretiana.

Titularidad.

4. Formamos la Familia Claretiana hombres y mujeres a quienes Dios Padre convoca en comunidad apostólica y la Iglesia envía para anunciar el Evangelio a nuestra sociedad.

Continuadoresdel espíritu de San Antonio Mª Claret, de Mª Antonia París y de Lluís Pujol, concretamos la misión claretiana asumiendo como Entidad Titularel encargo de garantizar en nuestros centros el modelo evangelizador que nuestros fundadores propusieron.

Evangelización de la cultura.

5. Asumimos el reto de evangelizar la cultura con nuestro trabajo educativo. Anunciamos la Buena Noticia de Jesús desde nuestro contexto europeo y desde la riqueza que aportan nuestros hechos diferenciales.

Creemos que la fe en Jesucristo, vivida como relación personal con Él, da sentido, desarrolla y completa la formación integral que pretendemos.  Jesucristo, la Virgen María y los grandes creyentes de la historia, y de manera especial nuestros fundadores, junto con la Biblia y la doctrina de la Iglesia, son para nosotros fuentes de inspiración e instrumentos necesarios para interpretar críticamente la realidad y comprometernos en su transformación, en un clima de pluralidad y tolerancia.

Educamos en sintonía con el Humanismo cristiano y la Declaración Universal de los Derechos Humanos para lograr la formación integral de nuestros alumnos.

Queremos expresar la fe en Jesús de Nazaret como una alternativa que aporta coherencia y posibilidades a la persona.

Prioridades evangelizadoras.

6. La Familia Claretiana asume los retos que la Iglesia y la sociedad plantean a la educación y establece las siguientes prioridades evangelizadoras para sus colegios:

6.1. La educación en la fe como principio dinamizador de la vida del Centro.

El Evangelio, núcleo inspirador de los valores que quiere vivir el Colegio Claretiano, conforma un estilo de vida que implica todas las dimensiones de la persona. Por ello optamos por un modo de educar en la fe que engloba toda la vida del Centro.

La educación en la fe ha de configurarse desde:

  • la experiencia de Dios,

  • la referencia a la persona de Jesucristo,

  • las manifestaciones explícitas de fe,

  • la orientación vocacional y el compromiso efectivo en la humanización del mundo según el proyecto de Dios,

  • el cultivo de los valores y actitudes que forman parte de sus visión del ser humano y del mundo,

  • la profunda interrelación fe-cultura.

6.2. La acogida a los más desfavorecidos

Nos preocupamos por atender a los más desfavorecidos de nuestros centros y promovemos una actitud de acogida hacia otros que reclamen nuestra atención y quieran incorporarse a nuestra Comunidad Educativa.

6.3. La atención a la familia.

La familia es el ámbito primordial de educación de la persona y agente de evangelización: es en ella donde el ser humano va elaborando su visión del mundo, su imagen personal y su fe.

Los Colegios Claretianos buscan crecer en la relación familia—escuela que se basa en la comunicación, la confianza, la colaboración, la comprensión y el conocimiento mutuo.

6.4. La preparación y el apoyo a los agentes evangelizadores.

La Entidad Titular promueve el compromiso evangelizador de todas las personas que desarrollan su misión educativa en nuestros centros, cuida su selección y formación, y facilita cauces para que desarrollen dicha misión con ilusión y generosidad.

En misión claretiana compartida

 

Educadores comprometidos en la misma misión: el alumno.

7. La razón de ser de nuestra misión educativa es cada alumno. Desde la familia y el Colegio trabajamos en misión compartida por el desarrollo de los niños y jóvenes en todas las dimensiones que favorecen su formación integral (individual, social y trascendente) según los valores evangélicos.

Familias y educadores asumimos responsablemente nuestro compromiso por el futuro que construirán nuestros hijos y educandos. Sabemos que la relación personal que establecemos con ellos es pilar fundamental en su educación.

 

Identidad del educador claretiano.

 

8. Todo educador claretiano vive la misión evangelizadora en el Colegio como realización de su vocación cristiana. La evangelización de la cultura es el ámbito en el que, desde su competencia profesional, desarrolla su compromiso por la formación integral de los alumnos.

Participa de manera activa, junto al resto de la Comunidad Educativa, en su dinamización y anima, con su ejemplo y su palabra, a todos sus miembros a trabajar con calidad y coherencia para conseguir los fines que el Colegio pretende.

Educadores religiosos y laicos corresponsa-blemente comprometidos en la misión y gestión del colegio.

9. Cada educador, según sus valores y cualidades, aporta a la Comunidad Educativa lo mejor de sí mismo para que ésta sea rica y diversa. La misión del Colegio nos hace corresponsables de su gestión y su orientación hacia lo que este Ideario pretende.

En todas las dimensiones que el Colegio abarca, la corresponsabilidad nos lleva a compartir recursos y decisiones, y a discernir los procesos necesarios para conseguir estos fines. Así se concreta nuestra vocación y, a través de nuestra misión educativa claretiana, construimos el Reino de Dios en comunión eclesial.

Pedagogía de la Misión Compartida.

10. La Misión Compartida se dinamiza con las aportaciones de todos, respetando lo que cada uno es y ofrece, y valorando la complementariedad de las distintas vocaciones. Esta Misión exige relaciones personales positivas entre los miembros de la Comunidad Educativa e implica dar respuesta a los nuevos retos de la educación. Necesitamos una continua formación para potenciar y desarrollar nuestras capacidades.

Misión educativa compartida con las familias

Tarea común: la formación integral del alumno.

11. La sociedad y la Iglesia valoran los colegios cristianos como un medio positivo para la formación de nuevos ciudadanos cristianos. Por ello el Colegio Claretiano presenta la misión educativa de manera corresponsable entre familias y educadores, con el fin de construir una sociedad más justa, solidaria y pacífica, en coherencia con los valores evangélicos.

Es interés explícito de la Entidad Titular fomentar esta corresponsabilidad para que el Colegio sea significativo en la formación de cada alumno.

Opción por el estilo educativo claretiano.

12. La familia escoge el modelo educativo para sus hijos, conoce el Ideario del Colegio Claretiano, opta por él como referenciaen la formación de los alumnos y es parte activa en los órganos de participación y en otras iniciativas en el ámbito colegial.

Formación para la misión

Fundamentación y responsables.

13. Como respuesta a las necesidades actuales de nuestra sociedad,valoramos la formación permanente como una herramienta de actualización de nuestra misión evangelizadora ante los cambios culturales, sociológicos, económicos, tecnoló-gicos, etc.

Entidad Titular, educadores y familias participan de esta necesidad y asumen la mejora continua y la innovación creativa con el fin de actualizarse para educar a los alumnos según lo que este Ideario pretende.

Objetivos.

14. La formación permanente en el Colegio Claretiano busca un doble objetivo:

  • La actualización técnica, pedagógica y organizativa.

  • La profundización en los elementos propios del Ideario que dan identidad y sentido a la labor educativa y evangelizadora del Colegio.

Metodología.

15. La Entidad Titular garantiza la formación permanente de los agentes y se hace responsable de su desarrollo, para lo cual:

  • Analiza sus necesidades formativas,

  • valora su viabilidad y finalidad,

  • y organiza las actividades formativas necesarias.

 

Licencia

Ideario de los Colegios de la Familia Claretiana Copyright © 2018 by Familia Claretiana. All Rights Reserved.

Compartir este libro